sudafrica 2010

Loading...

viernes, 11 de junio de 2010

Sudafrica 1 Mexico 1 : Una fiesta inaugural




JOHANNESBURGO.- Soccer City, convertido en una calabaza resonante, estalló en un grito eufórico con el gol de Sudáfrica. Fue un desahogo tan atronador como el zumbido constante de las vuvuzelas, la marca registrada de un Mundial que será melódico y diferente. Distinta fue la sensación con el empate de México: un silencio sobrenatural envolvió al público y calló por un segundo a esas miles de trompetas que expresan la voz de la pasión. Finalmente fue 1 a 1, tal vez el resultado más aproximado a las imprecisiones de la justicia deportiva.

El comienzo del Mundial siguió la huella de una tendencia hasta ahora irreversible: jamás un país anfitrión perdió en su presentación. Sin embargo, Sudáfrica se retiró con un sabor insípido. El triunfo se le escurrió como agua entre las manos a 12 minutos del final, tras una distracción defensiva aprovechada por Rafa Márquez, un definidor paciente y certero. El lamento se acentuó tras observar con detenimiento el remate de Mphela que impactó en el palo a dos minutos del cierre.

Si acaso el baile de los jugadores sudafricanos en el túnel rumbo al campo de juego era una estrategia para expulsar nerviosismo y tensión, eso no se percibió en lo más mínimo. Durante los primeros minutos, Sudáfrica hizo un arte de las imprecisiones, sin poder hilvanar un circuito de pelota, con Pienaar más inspirado en algún ribete decorativo más que en el juego asociado.

El planteo local carece de ambición al ver a Mphela en soledad, extraviado entre los defensores mexicanos. Apela a la velocidad de las bandas, pero sufre de falta de profundidad e ideas.

Sudáfrica anduvo mal en el fondo y a México le faltó ser más fino para definir. Entre Guillermo Franco y Giovanni Dos Santos se las ingeniaron para hacer de cada avance un martirio para los Bafana. Carlos Parreira deberá echar mano para ajustar detalles defensivos: Franco cabeceó solo varias veces y Dos Santos inquietó con remates y medias vueltas. También Blanco, en el segundo tiempo.

Cuando se acercaba el cierre de la primera etapa, el uzbeco Ravshan Irmatov, a instancias de su primer asistente, anuló correctamente el tanto de Vela por off-side. Tal vez como respuesta al susto, Sudáfrica reaccionó con una lluvia insistente de centros sobre el área de Oscar Pérez, un arquero que inspira desconfianza por su estatura.


fuente : canchallena.com

martes, 27 de abril de 2010

Anillo de Oro para el mejor jugador de Sudafrica 2010









La FIFA hará entrega de una sortija de oro blanco al mejor jugador del Mundial Sudáfrica 2010.

En total la colección contara con 2010 anillos, 7 de platino, ( uno seria para el presidente de la FIFA Blatter ), 33 de oro blanco, uno para el jugador mas destacado del Mundial y otro para la UNICEF en reconocimiento a su labor social.
La iniciativa de la FIFA es que cada jugador reciba un anillo de campeón como ocurre en Estados Unidos (NBA). El diseño del anillo incluye la Copa Mundial, un pequeño balón giratorio y una cancha de futbol con los escudos de la FIFA y del Mundial de Sudáfrica grabados.
La pieza más costosa tendrá un valor de de 187.000 euros y la más económica ronda los 1870 euros. Ricardo Sotelo es el empresario de joyas de Bucaramanga (Colombia) que, después de cuatro años, convenció a los dirigentes de la FIFA para comercializar los anillos como un producto oficial.

viernes, 23 de abril de 2010

Los 20 de Diego







El entrenador de la selección argentina, Diego Maradona, dijo que ya tiene confirmados a 20 de los 23 miembros del equipo y confirmó la presencia de Sergio Agüero (Atlético Madrid) en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.

"Ya tengo confirmados 20 de los 23 nombres que viajarán al Mundial, pero serán titulares los que estén ciento por ciento físicamente porque se juega todo en un mes", afirmó el director técnico a radio FM Metro 95.1.

Anticipó además que Sergio Agüero será uno de los delanteros entre los privilegiados de la cita mundialista.

Al asegurar a Agüero, Maradona sumó otro nombre a una lista de cotizados delanteros que ya incluye a Lionel Messi (FC Barcelona, España), Carlos Tévez (Manchester City, Inglaterra) y ahora falta definir una plaza entre Diego Milito (Inter, Italia) y Martín Palermo del argentino Boca Juniors.

Jonás y Di María, fijos
El entrenador ratificó la titularidad de los volantes Jonás Gutiérrez (Newcastle, Inglaterra) y Angel Di María (Benfica, Portugal).

"Los titulares son Jonás y Di María. Jonás me rindió muchísimo, hablé con él muy claro y por más que se vaya a la C con el Newcastle lo voy a llevar. A Di María lo perdimos para un montón de partidos de Eliminatorias porque le dieron cuatro fechas por la expulsión con Bolivia", sostuvo.

"Estoy muy tranquilo, sabiendo que los muchachos que tengo en la cabeza están andando muy bien y que gracias a Dios no hay lesionados. Eso es lo más importante", agregó.

Maradona lamentó que solo puedan viajar 23 jugadores y aseguró que la elección es difícil: "Argentina cuenta con muchos jugadores y sobre todo con muchos delanteros. Hay jugadores que te pueden solucionar problemas", apuntó.

lunes, 19 de abril de 2010

Javier Mascherano : Palabra de Capitan














“En mi equipo juegan Mascherano y diez más”. La frase, perteneciente a Diego Armando Maradona en su primera conferencia de prensa como seleccionador, grafica a la perfección la importancia del joven volante santafesino en el conjunto argentino.

Javier Mascherano, actualmente en el Liverpool inglés, viste la camiseta albiceleste hace ya siete años y es todo un referente pese a sus 26 años de edad. Tanto que será el capitán del equipo que se prepara para viajar a competir en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.

Mientras cuenta los días que restan para el gran debut, el argentino dialogó en exclusiva con FIFA.com. La responsabilidad en su rol de capitán, el presente de Lionel Messi, las opciones del equipo de Maradona y un anhelo: “Devolver a Argentina a lo más alto”.

Javier, ya lleva un tiempo prolongado en el Liverpool. ¿Cómo se siente?
La verdad que espectacular, no me canso de repetirlo: siempre me han tratado de forma excelente. Desde el primer día, tanto a mí como a mi familia, no podemos quejarnos. Y Liverpool es una ciudad muy linda y pequeña, con gran crecimiento.

¿Qué es lo que más disfruta de la ciudad?
¡Jugar al fútbol, desde ya! (risas) Es una ciudad portuaria, con gente muy trabajadora que ha crecido mucho en los últimos años. Si tuviera que recomendar algún lugar para los visitantes, señalaría los más turísticos: el museo de los Beatles, Anfield… es muy linda ciudad.

Se lo nota adaptado, ¿extraña Argentina?
Claro que sí, ya me fui hace cinco años. Uno siempre extraña, el desarraigo da nostalgia. Pero me he ido acostumbrando. Eso sí: cuando se conoce el calendario, lo primero que hago es fijarme cuándo termina el torneo para ir reservando pasajes.

¿Analiza la posibilidad de retornar o le queda un largo período en Europa?
Uno nunca sabe, no quiero quedar preso de mis palabras. Pero no crean que me queda tanto tiempo, ¿eh? En mi cabeza hoy pasa por jugar tres o cuatro años como máximo y volver a mi país en buen nivel. Quiero disfrutar del fútbol argentino por otros cuatro o cinco años. Me gustaría hacerlo en River, el club que me brindó todo y donde me trataron de forma espectacular.

Hablemos del vestuario del Liverpool, donde hay varios españoles y argentinos. ¿Quién habla mejor inglés?
¡Ja! El entrenador, lógicamente: ha estado aquí bastante tiempo y es el que mayor obligación tiene de comunicarse en inglés. Entre los jugadores, Pepe (Reina) es el que más se anima… Entre nosotros hablamos en español, pero en el vestuario o el almuerzo, por una cuestión de respeto, lo hacemos en inglés.

¿Y quién es el que peor habla?
¡Maxi Rodríguez! (risas) Pobre, recién llegó hace dos meses y está esforzándose, pero no es sencillo. De todos modos, ahí estamos todos para darle una mano en todo lo que se pueda.

Fernando Torres está en un gran nivel últimamente. ¿Qué podemos esperar de él en Sudáfrica?
Está volviendo en un gran nivel y recuperándose desde lo físico, que es clave para él. Ha marcado goles y nos ayuda a todos como equipo. Si sigue por este camino y está bien, hará un gran Mundial.

Lo sacamos del Liverpool y lo llevamos al seleccionado. ¿Le sorprende el cambio drástico en las expectativas de los argentinos luego del triunfo ante Alemania?
No, para nada. Vivimos un fútbol exitista, donde ganar o perder te convierte en el mejor o el peor de todos. Pero no es una cosa ni la otra… nosotros tenemos grandes jugadores que están atravesando un momento espectacular. El desafío pasará por trasladar eso a la selección, algo que no hicimos en la eliminatoria.

Suele decirse que es mejor no llegar como favorito. ¿Es así realmente?
A la larga, más allá de los pronósticos, lo que importa es lo que se haga en el mes de competencia. Podría pensarse que España y Brasil están un paso por encima del resto, ya que han conseguido títulos en el último par de años. Pero la experiencia me dice que el Mundial lo gana el que juega de menor a mayor, y no tanto el que más brilla. Italia no deslumbró en 2006, Brasil tuvo incertidumbres en 2002 y Francia necesitó un gol de oro ante Paraguay en 1998… hay que esperar y ver.

Está lejos de ser un jugador individualista, pero su carrera está llena de reconocimientos personales. ¿Cómo se explica?
No puedo negar que uno trabaja para ser cada día mejor, aunque por mi posición y características, no puedo buscar premios individuales. Lo mío es destacarme en lo que me toca y ayudar al equipo, nada más. Pero cuando me levanto cada mañana, sé que tengo que dejar todo para crecer aún más.

¿Le incomodan tantos elogios?
El reconocimiento me llena de orgullo, sobre todo si llega de parte de entrenadores que trabajaron conmigo. Eso marca que soy un buen profesional, con altos y bajos como todo el mundo. Aunque sí, me genera pudor. Sobre todo cuando viene de alguien importante…

Diego Maradona lo nombró capitán en su primera aparición pública como seleccionador. ¿Qué le genera dicho reconocimiento?
Y… (piensa) Lo lógico sería decir que no cambia nada, pero la verdad es que ser el capitán de tu país es un orgullo enorme. Y conlleva un gran desafío: hay que estar a la altura de las circunstancias. De todos modos, creo estar preparado. Ya jugué un Mundial y estoy más maduro.

¿Hay algo que haya aprendido en Alemania 2006 que pueda servirle en Sudáfrica?
El roce internacional. Hace cuatro años todavía jugaba en Sudamérica y nunca me había enfrentado con un (Didier) Drogba o un (Michael) Ballack. Ahora llevo cuatro años enfrentando a los mejores todos los fines de semana, y eso te permite salir a la cancha en un Mundial sabiendo que vas a tomar más decisiones correctas.

¿Qué otro volante central admira?
Mi espejo fue siempre Claude Makelele. Es difícil de explicar los motivos: no es que me quisiera parecer a él cuando lo veía, pero siempre me dio la sensación de que él siente y piensa el fútbol igual que yo. Luego pude enfrentarlo varias veces y, a decir verdad, ¡cada vez me parecía más crack! Pero hay otros: cuando era sparring de la selección veía mucho a (Matías) Almeyda y (Diego) Simeone. Leonardo Astrada también me enseñó mucho.

Lionel Messi sigue deslumbrando al mundo con el Barcelona. ¿Qué pueden hacer ustedes, como compañeros, para ayudarlo a rendir de la misma forma en la selección?
¡Estar todos a nuestro nivel habitual! Ninguno de nosotros jugó como puede durante las eliminatorias, pero le han caído a Messi porque siempre se espera que haga algo distinto. No es justo, deberían haber criticado a 18 o 20 jugadores. Yo le he visto grandes partidos en la selección, como en la Copa América y los Juegos Olímpicos.

¿Qué situación personal se recriminaría en la eliminatoria? ¿El gol de Perú en el Monumental?
Absolutamente, ese es un buen ejemplo de lo que dije. Quise despejar el balón para hacerlo rebotar en el rival y que salga afuera, pero quedó dentro y llegó el empate. Fue uno de los errores más groseros que cometí y todavía hoy no entiendo cómo sucedió. Me acompañará en mi cabeza durante toda mi carrera, aunque me ha dejado una gran enseñanza.

En una entrevista reciente, Maradona nos manifestó que usted no soltará el trofeo en Sudáfrica, tal como le pasó a él luego de ganar el título en México. ¿Se imagina algo así?
¡Ojalá, Dios quiera! Pero no por el ego personal, ¿eh? Me da igual quién lo levante. Lo importante es volver a ganar algo para el país. No hay absolutamente nada comparable a eso.

miércoles, 14 de abril de 2010

Un mundial sintetico




En ocho encuentros se jugará sobre una superficie que combina el pasto natural y el sintético, entre ellos, el que disputarán Argentina y Grecia el 22 de junio en el estadio Peter Mokaba. Es un sistema que ya se utiliza en la Premier League.
Por primera vez en la historia de los mundiales, en Sudáfrica se jugarán ocho partidos en canchas con césped parcialmente artificial, según anunció la empresa Desso Sports Systems, que será la encargada de instalarlos en los próximos días.

El Comité Organizador del Mundial de Sudáfrica (LOC) le solicitó a la multinacional que instale césped artificial en los estadios Mbombela y Peter Mokaba, en las ciudades de Nelspruit y Polokwane, respectivamente. Se trata de los dos escenarios que menos partidos acogerán durante el campeonato, cuatro cada uno y todos de la fase de grupos.

Argentina se medirá con Grecia el 22 de junio en el estadio Peter Mokaba, por lo que los dirigidos por Diego Maradona deberán adaptarse a este sistema que consiste en enterrar veinte millones de briznas de hierba artificial a una profundidad de veinte centímetros, las cuales se entrelazan con el césped natural para formar una superficie lisa y estable.

Se trata de un sistema que, según la propia compañía, ya ha sido utilizado en varios estadios de la Premier League, como los del Arsenal, el Liverpool, el Tottenham y el Manchester City.
Comentarios (33)

jueves, 1 de abril de 2010

Marcelo Bielsa : El hombre puente






Cuentan que tras varios meses de permanencia en Chile, el actual entrenador de la Roja, el argentino Marcelo Bielsa, se decidió a comprar un automóvil. Como cualquier ciudadano, se dirigió a una compraventa y pidió un antiguo modelo que hoy sólo se construye para taxis, igual al que tuvo en México cuando dirigió al Atlas y al América. El dueño del lugar le señaló que podría comprarse un nuevo modelo, sin lujos ni estilo deportivo como los que hacen furor entre sus dirigidos. Bielsa aceptó y hoy, gracias al uso del argentino, el coche ha se transformado en uno de los más vendidos en Chile…

Esa podría ser una radiografía de Bielsa y el efecto que ha provocado en el país sudamericano que vuelve, de su mano, a la justa planetaria que comenzará el próximo 11 de junio en Sudáfrica. Chile retorna exhibiendo el segundo lugar en las eliminatorias de la CONMEBOL, un gran poder ofensivo y un fútbol vistoso que acapara elogios. El fenómeno de El Loco en Chile da para mucho y hace recordar a lo acontecido con el holandés Guus Hiddink cuando dirigió a la selección coreana que se ubicó cuarta en 2002.

Un verdadero puente
Muchos lo han elevado a la categoría de héroe nacional, pero más allá de eso, Bielsa ha traspasado la barrera del fútbol para unir a dos países que, en más de una ocasión, han tenido diferencias históricas y políticas dentro y fuera de la cancha. En Chile ya no se escuchan cánticos ofensivos en los estadios contra algún equipo argentino, ni tampoco el desprecio a uno y otro lado de la cordillera.

Bielsa ha recibido en Chile el reconocimiento que en su país le fue negado tras la debacle en Corea/Japón 2002, pero además, según sus más cercanos, se siente cómodo. “Marcelo está muy a gusto, como en casa. De hecho, acá hace cosas que en Argentina no hace, como ir al teatro, por ejemplo. Cosas que sólo se hacen en un lugar donde uno se siente confortable. A veces podría quedarse un tiempito más en Rosario, pero siempre quiere volver cuanto antes a Santiago”, confesó su hermano Rafael, ex Canciller de Argentina.

Hace algunos meses, el entrenador asistió a una sala de teatro de Santiago para ver una exitosa obra. Al final de esta, los actores solicitaron un aplauso para el técnico quien debió ponerse de pie para recibir el particular homenaje, rompiendo la lejanía y timidez con que se mueve habitualmente.

Con seguridad, luego partió al búnker que instaló en el lugar de concentración de las selecciones nacionales, el Complejo Deportivo Juan Pinto Durán. Al asumir en agosto de 2007, el técnico solicitó una completa remodelación del lugar, transformándolo en una residencia de 5 estrellas para los jugadores, pero donde además posee su dormitorio y oficina de trabajo, en el que el rosarino reside buena parte de los 365 días del año. Y algunos pensaban que alquilaría una residencia lujosa en el rincón más pudiente de Santiago…

Personaje del año
Su imagen y prestigio venden como pan caliente en Chile. Elegido “Personaje del año 2009” por varios medios de comunicación, la historia de Bielsa llenó páginas de periódicos y una respetable cantidad de horas en televisión. Más aún, tres libros aparecidos hacia fines de 2009, uno con la biografía del DT, otro con frases y anécdotas de su vida, y otro con el proceso camino a la Copa del Mundo, estuvieron por varias semanas entre los 10 más vendidos del mercado chileno.

Pero su silencio hacia los medios de comunicación, con los cuales sólo se relaciona en conferencias de prensa, se rompió cuando el sábado 6 de marzo, visitó una de las zonas más afectadas por el terremoto en Chile. Luego, volvió rápidamente a Santiago para dar una breve entrevista a un reconocido conductor de televisión que encabezaba una jornada solidaria de 27 horas de duración destinada a recaudar fondos para las víctimas del desastre. “Siempre es conveniente hablar, pero en este caso más que nunca, decir lo que se piensa o siente. Vengo de haber recorrido Constitución y todo lo que vi es demoledor. Cada conversación que mantuve, era una bocanada de optimismo para el dolor de todos ustedes. Espero que esa gente vaya reconstruyendo lo que perdió para seguir adelante”, dijo Bielsa en la televisión chilena.

Su estilo de liderazgo, que ha transformado en protagonista a la selección chilena, lo ha llevado incluso a dar charlas en distintas ciudades del país. En noviembre, cerca de mil empresarios y líderes de opinión se dieron cita en un prestigioso centro de convenciones de Santiago, oportunidad en la que Bielsa utilizando el fútbol como metáfora, habló sobre conducción, normas y principios, cautivando a los asistentes, quienes lo escucharon por casi dos horas.

Respecto a lo que debe tener un líder, el rosarino explicó: "Cuando entra al vestuario hay una pausa en el murmullo. Cuando habla, hay silencio y cuando con el mismo chiste contado por mí nadie se ríe, con él todos se ríen”. Sin dudas, una definición que se asemeja a lo que él mismo ha despertado a uno y otro lado de la cordillera, un cambio en la historia que se va gestando cada vez que la pelota empieza a rodar.

fifa.com